Intercambiador de calor eficiente: la clave de la sostenibilidad

Tradicionalmente una parte de la ventilación de los edificios se ha realizado de forma involuntaria a través de puntos débiles de la envolvente por donde se producen infiltraciones de aire. Este hecho, suponía una reducción del confort y un aumento del consumo energético para la climatización.

Las directivas europeas promueven cambios en la normativa que buscan incrementar la eficiencia energética en cuanto al aislamiento y la estanqueidad de los edificios. Al regular conceptos como estanqueidad y aislamiento, es necesario reforzar la eficiencia y efectividad de los sistemas de ventilación en los edificios ya que no se van a producir renovaciones esporádicas y no controladas del aire interior.

Leer más

Diseño de los conductos de ventilación

Los conductos de ventilación son un elemento básico de cualquier instalación de ventilación. Su principal función dentro del sistema de ventilación consiste en transportar el aire hacia la estancia que se desea. Existen muchos tipos de conductos de ventilación: según el material de fabricación, según su diámetro, según si son o no aislados, etc. Cada uno de ellos tiene una aplicación diferente y su elección suele estar regida, como en la mayoría de casos, por la normativa vigente. En este artículo hablaremos sobre el diseño de los conductos de ventilación, sin entrar en detalles sobre su construcción. Leer más

Optimización del caudal de aire

La ventilación en edificios consiste  en la introducción de un caudal de aire exterior, que puede ser previamente filtrado o tratado, para renovar el aire interior contaminado, con el fin de mejorar las condiciones ambientales interiores. Por eso es de suma importancia fijar e introducir los caudales de aire realmente requeridos en el interior del edificio y, especialmente, poder controlar este caudal en función de las necesidades reales de eliminación de contaminantes. Leer más

Cálculo conductos ventilación: conceptos básicos y métodos

Los conductos de ventilación, utilizados en sistemas de tipo industrial y en edificios, están destinados a conducir el aire, de extracción o de ventilación, en el edificio. En su cálculo y diseño se ha de cuidar, tanto que se garantice la adecuada aportación de caudal, como otros criterios (minimizar el consumo de energía en los ventiladores o reducir al máximo los ruidos que podrían ocasionar molestias a los usuarios). Leer más