Cajas de ventilación: Definición y ventajas

Cajas de ventilación: Definición y ventajas

Todo el mundo conoce lo que es un ventilador, se puede definir como una máquina que mueve el aire cuyas partes principales son una hélice o turbina, un motor y una embocadura, además están los correspondientes elementos mecánicos de conexión y soporte de esas partes principales.

Los ventiladores se usan desde hace mucho tiempo, bien sea como extractores del aire de un local o bien como impulsores de aire hacia el interior de ese local, así como también para remover el aire en el interior del local (aireación de confort, hornos, secaderos, etc.)

Definición

Las cajas de ventilación son máquinas más complejas, consisten en un ventilador alojado en una caja generalmente en forma de paralelepípedo, que tiene un manguito acoplamiento en un extremo al que se le conecta el conducto de aspiración por donde entra el aire y en el extremo opuesto tiene otro manguito acoplamiento por donde sale el aire y al que se le conecta el conducto de descarga.

Caja de ventilación

Ventajas de las cajas de ventilación

Veamos las principales razones que originaron su aparición y explican su uso cada vez mayor:

  • Conexión a conductos

Aunque en algunas aplicaciones (aireación, secaderos, etc.) se usan los ventiladores sin otros elementos, lo cierto es que la mayoría de aplicaciones de los ventiladores son con conductos, esto ocurre especialmente con los centrífugos pero también con los axiales (en instalaciones que requieran menor presión).  El conducto permite vehicular aire a grandes distancias en los casos en los que el punto de aspiración está alejado del punto de descarga. Las cajas de ventilación facilitan en gran manera la conexión de los conductos.

  • Ruido:

Los ventiladores al girar a velocidades elevadas generan ruido, los fabricantes han ido reduciendo ese ruido en base a mejores diseños, pero aún y así siguen siendo máquinas relativamente ruidosas. Es muy fácil en las cajas de ventilación incorporar un material fonoabsorbente en sus paredes.

  • Filtración:

Cada vez se da más importancia a la pureza del aire, tanto desde el punto de vista de la presencia de gases contaminantes como por el posible contenido de partículas sólidas. Para eliminar éstas, es imprescindible el uso  de un filtro.  Las cajas de ventilación, por su propia configuración facilitan mucho la incorporación de filtros.

Cabría mencionar otras razones, pero las mencionadas son las principales razones de ser y/o ventajas de las cajas de ventilación.

Conclusiones

Por la propia disposición constructiva de la caja de ventilación vemos que se facilita enormemente la conexión de conductos de aire de entrada y salida. El instalador no tiene que preocuparse en buscar soluciones particulares de conexión, le basta con conectar los conductos a los correspondientes manguitos acoplamiento de la caja de ventilación.

Aunque no todas las cajas de ventilación lo incorporan, puede decirse que la mayoría disponen de medios reductores de ruido. Al tener el ventilador encerrado en una caja, podemos colocar en las paredes de esa caja un material fonoabsorbente con el fin de reducir la propagación del ruido emitido por el ventilador. Ese material fonoabsorbente se coloca en todas las paredes de la caja con lo que se logra reducir tanto el ruido que sale por los orificios de entrada y salida del aire y que se propaga por los correspondientes conductos como el ruido radiado que atraviesa las paredes de la propia caja de ventilación.

Muchas cajas de ventilación incorporan también un filtro de aire, especialmente las destinadas a insuflar aire al interior de locales. Incorporar un filtro a una caja de ventilación no comporta ninguna complejidad técnica por lo que es muy conveniente hacerlo, ya que el aire exterior puede acarrear partículas de polvo, insectos, residuos vegetales, etc. que ocasionan problemas y molestias a los ocupantes del local, por lo que es conveniente colocar un filtro para evitar introducir esos contaminantes. El filtro puede ser de diferentes grados de filtración según sean las características del aire y el uso al que se destina el local, en el RITE (Reglamento de las instalaciones térmicas de los edificios) se especifica claramente el grado de filtración requerido en cada caso.

Las cajas de ventilación con filtro, disponen de una trampilla practicable que facilita mucho la labor de mantenimiento y renovación del filtro.

New Call-to-action

Haz un comentario