CTE DB HS3, la sección sobre la calidad del aire interior

CTE DB HS3, la sección sobre la calidad del aire interior

La sección HS 3 del CTE se refiere a la calidad del aire interior y tiene aplicación básicamente en edificios de viviendas, almacenes de residuos, trasteros y aparcamientos o garajes.

El objetivo de esta sección no es más que la de conseguir eliminar gran parte de los contaminantes presentes en el aire interior, garantizando una óptima calidad del mismo y evitando la aparición en la vivienda de posteriores problemas debido a la falta de ventilación, como por ejemplo, las humedades.

New Call-to-action

 

¿Qué especifica el CTE DB HS3?

El CTE DB HS 3 especifica el caudal de ventilación además de otros detalles de la instalación. Para garantizar que el aire viciado no se distribuya desde los locales más contaminados (habitualmente locales húmedos) hacia los locales secos (normalmente con menor contaminación), la extracción de dicho aire se realizará siempre a través de bocas o rejillas situadas en los locales húmedos, como serían el baño, la cocina o el aseo. La entrada de aire exterior se realizará a través de aireadores situados en los locales secos, como podrían ser el comedor y las habitaciones. La situación y colocación tanto de los aireadores como de las bocas de extracción quedan especificadas en la misma normativa.

El caudal que se debe extraer y aportar debe estar lo más compensado posible, evitando así problemas generados por corrientes debido a la sobrepresión o a la depresión excesiva de la vivienda. No obstante, siempre se debe cumplir con los caudales mínimos exigidos por la normativa, que son los siguientes:

  Caudal de ventilación mínimo exigido qv en l/s
  Por ocupante Por m2 útil En función de otros parámetros
Dormitorios 5    
Salas de estar y comedores 3    
Aseos y cuartos de baño     15 por local
Cocinas   2  
      50 por local (1)
Trasteros y sus zonas comunes   0,7  
Aparcamientos y garajes     120 por plaza
Almacenes de residuos   10  
(1) Este es el caudal correspondiente a la ventilación adicional específica de la cocina

 

¿Qué sistema de extracción utilizar?

Las bocas o aberturas de extracción deben conectarse a conductos de extracción. Un mismo conducto de extracción puede ser compartido por aseos, baños y cocinas.

Cada conducto de extracción deberá disponer de un aspirador mecánico o ventilador situado después de la última abertura de extracción en el sentido del flujo del aire, pudiendo varios conductos compartir un mismo ventilador, a excepción de los conductos de los garajes en los que se puede exigir más de una red. La velocidad máxima de paso del aire a través de los conductos interiores de la vivienda es de 4 m/s, mientras que cuando los conductos son exteriores a la misma se permite alcanzar una velocidad de 6,67 m/s.

El sistema más común de extracción mecánica se denomina caudal constante y es el que garantiza la extracción de los caudales exactos marcados por el CTE. Otro sistema permitido por el CTE es el de doble flujo, donde se garantiza la extracción del caudal mínimo prestablecido, así como la aportación de aire del exterior de forma mecánica, en vez de por depresión como se realiza en el sistema de caudal constante de simple flujo. La ventaja principal de estos sistemas es la inclusión de un núcleo de recuperación de calor, mediante el cual se consigue un intercambio térmico entre el caudal de aire viciado y el caudal de aire de entrada, consiguiendo enfriar o calentar el aire de aportación de forma gratuita hasta un cierto grado, dependiendo de la eficiencia del núcleo de recuperación.

Finalmente, existe un último sistema, denominado de caudal variable o higrorregulable, que establece un caudal de ventilación mínimo según las exigencias de humedad relativa que tenga la vivienda en un momento determinado. De este modo, se consigue un ahorro en el consumo de los ventiladores gracias a la regulación del caudal de ventilación. Para garantizar que el sistema cumple con las exigencias del CTE, el fabricante de la solución de ventilación puede disponer del Documento de Idoneidad Técnica (DIT), donde se especifica el ahorro obtenido gracias a este sistema, así como las bocas de extracción, aireadores y ventilador idóneos para cada tipo de vivienda.

New Call-to-action

Haz un comentario