CTE incendios: Protección Contra Incendios en Edificios

CTE incendios: Protección Contra Incendios en Edificios

Los sistemas de protección contra incendios son uno de los elementos básicos para garantizar la seguridad de los ocupantes ante tal eventualidad, teniendo en cuenta aspectos como la resistencia estructural, capacidad de no transmisión del incendio, sistemas de extinción y capacidad de evacuación.

New Call-to-action

En los edificios el marco regulatorio para los casos de incendio viene dado en el CTE en su documento básico “DB SI Seguridad en caso de incendio”. El objetivo consiste en reducir a límites aceptables el riesgo de que los usuarios de un edificio sufran daños derivados de un incendio de origen accidental, como consecuencia de las características de su proyecto, construcción, uso y mantenimiento. Las exigencias básicas de dicho DB, del SI 1 al SI 6, contemplan todos los aspectos de actuación y comportamiento ante tal eventualidad:

SI 1 Propagación en el interior del edificio

SI 2 Propagación en el exterior del edificio

SI 3 Sistemas para evacuar a los ocupantes

SI 4 Sistemas de protección contra incendios

SI 5 Adecuación para intervención de bomberos

SI 6 Adecuada resistencia estructural al fuego

Debe hacerse un análisis detallado sobre los requisitos establecidos para protección y seguridad en caso de incendio y la relación que presentan estos sistemas y exigencias con lo relativo a ventilación.

cte incendios

 

¿Qué indica el DB?

El DB indica que los aparcamientos que no se consideran abiertos deberán contar con un sistema de ventilación mecánica que cumpla lo especificado en el DB HS 3. Este aspecto es remarcable, ya que la legislación existente previa instauración el CTE, la NBE-CPI/96, contemplaba la ventilación natural en estas estancias como una posible opción. Analizamos algunos de los aspectos relacionados con el cumplimiento de la normativa de protección contra incendios en los sistemas de ventilación:

  • Paso de instalaciones: los elementos que sean pasantes en una estancia; en el caso concreto de ventilación, los conductos de ventilación, deben de tener una clasificación EI60, o equivalente al de la protección o aislante que atraviesen. EI indica el tiempo que el elemento es capaz de mantenerse como barrera al paso de llama, gases y calor durante el tiempo establecido, en minutos.
  • Elementos de ventilación en cubierta: deberán estar clasificados para evitar la propagación de un posible incendio en cubierta que pueda afectar a personas, otras instalaciones, edificios, etc. Este requisito variará en función del uso de dicha cubierta.
  • Aparcamientos que no se consideren abiertos: de especial relevancia, dado que la mayoría estarían incluidos en esta categoría. Se especifica el requerimiento de un sistema para el control de humo y el calor, que deberá realizarse mediante extracción mecánica. La necesidad de aporte mecánico de aire fresco vendría determinada por la tipología del sistema, así como la geometría del aparcamiento en relación a la ubicación de dichos puntos de aporte o extracción.

Este último caso merece un especial análisis debido a los avances de la técnica en este campo. Los sistemas de ventilación por impulso, comúnmente conocidos como sistemas Jet Fans; habitualmente empleados en ventilación de túneles, han empezado a instalarse como alternativa al sistema tradicional de conductos. Compartiendo los objetivos del sistema convencional y su operación en función de los sistemas de detección de CO o incendio, presenta una serie de ventajas entre las que se podrían destacar las siguientes:

  • Los equipos instalados en el interior del aparcamiento presentan un diámetro o sección vertical considerablemente inferior a los conductos, lo que permite cumplir los requisitos de altura mínima disponible incluso en zonas más restrictivas. Asimismo, al haber obstrucciones significativamente inferiores recorriendo el techo del aparcamiento se proporciona al ocupante una sensación de mayor amplitud y espacio, reduciendo a su vez los tiempos de orientación facilitando la visualización de vías de evacuación.
    • Adicionalmente, la falta de obstrucciones significativas permite un mejor reparto y eficacia de dispositivos de control de ocupantes tales como cámaras de vigilancia, que puede contribuir favorablemente a la comprobación de una correcta evacuación de ocupantes.
  • En función de los objetivos del sistema y del tipo de aparcamiento, puede diseñarse un sistema de control de humo que permita la creación de rutas suficientemente libres de humo para mejorar el acceso a los servicios de rescate e intervención al foco del incendio.
  • Del mismo modo, puede este diseñarse para contribuir a la protección de las rutas de evacuación.
  • No obstante, el objetivo general del sistema es, junto con la evitación de la aparición de zonas significativas de estancamiento, una mejor y más rápida disipación del humo tanto durante el incendio como tras la extinción de este, reduciendo su temperatura y densidad.

Esta tecnología aúna las ventajas de mejorar el espacio útil en los aparcamientos, reduciendo la superficie y volumen ocupado por los conductos, y de proporcionar una mejor cobertura de ventilación a toda la superficie útil del parking, tanto en caso de operativa convencional como en caso de incendio.

New Call-to-action

Haz un comentario