CTE exigencias ventilación en la calidad del aire en la vivienda

CTE exigencias ventilación en la calidad del aire en la vivienda

En el artículo 13 de la Parte I del CTE se establecen las exigencias básicas de salubridad de los edificios en las que la ventilación cumple un papel fundamental para cumplir los requisitos básicos de higiene, salud y protección del medio ambiente.

La salubridad no solo reduce el riesgo de que los usuarios de los edificios padezcan molestias o enfermedades, sino que también evitan que los edificios se deterioren con mayor facilidad y perjudiquen a la sostenibilidad de su entorno.

New Call-to-action

Tradicionalmente, las necesidades de ventilación de una edificación podrían influir en su configuración y afectar a la estética y el diseño. En la actualidad, con los avances en los sistemas de ventilación (tanto en sus características estéticas como en su rendimiento) la integración es mucho mejor.

 

Exigencias básicas en la calidad del aire

En la normativa se especifican parámetros objetivos y procedimientos para asegurar el cumplimiento de las exigencias básicas de salubridad.

En lo que atañe a la calidad del aire interior, dicha normativa exige que los edificios dispongan de sistemas que permitan que sus estancias se ventilen adecuadamente, eliminando todas aquellas partículas contaminantes que se encuentren en ellas derivadas de la actividad y uso habitual del edificio y/o la sala.

 

cte ventilacion

 

Además, se debe garantizar que los sistemas de ventilación instalados funcionen correctamente y renueven correctamente el aire de la estancia, aportando el caudal suficiente de aire exterior al tiempo que se extrae y expulsa el aire viciado del interior.

Otra medida que se establece para garantizar la calidad del aire interior y limitar el riesgo de contaminación es obligar a que la evacuación de productos de combustión procedente de los sistemas de climatización (principalmente calefacción) se produzca, en la medida de lo posible, por la cubierta del edificio.

Esta última exigencia debe ser cumplida con independencia del tipo de combustible y del aparato que se utilice. De esta manera se consigue garantizar una mejor calidad del aire interior de los edificios, pero también del entorno exterior de fachadas y patios, ya que estas partículas tienden a subir hacia la parte alta de la atmósfera.

Esta normativa recogida en el CTE se aplica tanto a los edificios (de viviendas, de oficinas o de cualquier uso) como a los almacenes de residuos, los trasteros, los aparcamientos y garajes.

 

Condiciones generales de los sistemas de ventilación en viviendas

Gran parte de la vida se pasa en el interior de los edificios, concretamente en las viviendas, por ello es importante que dispongan de un sistema de ventilación que garantice el caudal mínimo exigido por la normativa.

Las viviendas deben disponer de un sistema general de ventilación que puede ser híbrido o mecánico, pero que debe cumplir con las siguientes condiciones generales:

  • El aire debe circular desde las estancias secas a las húmedas.
  • Las estancias secas deben deben disponer de aberturas de admisión, mientras que las húmedas deben instalar aberturas de extracción. Las zonas de paso deben disponer de aberturas de paso.
  • Las estancias con varios usos deben disponer en cada zona destinada a un uso diferente de las aberturas correspondientes siguiendo la normativa correspondiente.  
  • Si la ventilación es híbrida, las aberturas de admisión deben comunicar directamente con el exterior.
  • Los aireadores deben disponerse a una distancia del suelo mayor que 1,80 metros.
  • Si un local con extracción está compartimentado, estos compartimentos deben disponer de aberturas de paso entre ellos.
  • Las aberturas de extracción deben conectarse a conductos de extracción y deben disponerse a una distancia del techo menor que 200 mm y a una distancia de cualquier rincón o esquina vertical mayor que 100 mm.
  • Un mismo conducto de extracción puede ser compartido por aseos, baños, cocinas y trasteros.
  • Las cocinas, comedores, dormitorios y salas de estar deben disponer de un sistema complementario de ventilación natural.
  • Las cocinas deben disponer de un sistema adicional específico de ventilación con extracción mecánica para los vapores y los contaminantes de la cocción.

Con los sistemas de ventilación mecánica actuales, la salubridad de los edificios de viviendas no está reñida con la estética, ya que tanto por el diseño de espacios como por el rendimiento, la integración de los mismos está mucho más adaptada a los requerimientos estéticos.

New Call-to-action

Haz un comentario