Diseño de casas: normativa y costes a tener en cuenta

Diseño de casas: normativa y costes a tener en cuenta

El diseño de un edificio, de una casa o de una vivienda, en general, juega un papel clave para garantizar una adecuada calidad de la edificación construida y para que cumpla con los estándares establecidos por la legislación y que sea sostenible durante toda su vida útil, tanto en el ámbito medioambiental como en el económico.

New Call-to-action

Marco normativo de referencia

En cuanto a la normativa, podemos decir que el documento de referencia es el Código Técnico de la Edificación (CTE), que recoge en sus diferentes documentos básicos las exigencias y las referencias a numerosas normas Europeas e internacionales. El CTE es el pilar fundamental de ordenación de la edificación en España y nace fruto de la Ley de Ordenación de la Edificación (Ley 38/1999, de 5 de noviembre).

El CTE actúa como  elemento de armonización y transposición de directivas Europeas. La última reforma de mayor calado ha tenido lugar por la transposición de la Directiva 2010/31/UE, relativa a la eficiencia energética en los edificios. Esta normativa es mucho más exigente y ambiciosa que la anterior en materia de ahorro energético y eficiencia en los edificios, tanto los de reciente construcción como los ya existentes.

 

El coste de fabricación y el coste de explotación

Fruto de la legislación citada anteriormente, surge un nuevo concepto de diseño de edificios que se centra en lograr el menor coste posible de fabricación y construcción del edificio, principalmente, mediante la elección de los materiales, pero sin que ello afecte al ciclo de vida del edificio.

Durante la fase de explotación de una vivienda los costes acumulados suponen, en función del clima, el tipo de edificio y el uso, entre el 75 % y el 30 % del coste total de construcción y explotación. Estas cifras son clave para comprender que el diseño un edificio con criterios adecuados de durabilidad y el estudio de su ciclo de vida es la base para asegurar la sostenibilidad de la construcción. Las estrategias de diseño centradas en reducir el consumo de energía engloban múltiples aspectos como, por ejemplo:

  • Aprovechamiento de energía gratuita (iluminación natural, radiación solar, etc-).
  • Construcción bioclimática.
  • Sistemas de combustión, climatización y ventilación eficientes.
  • Reducción de la demanda energética, mediante la mejora de los aislamientos y los criterios de diseño.

Fruto de esta estrategia de diseño puede suceder que una sobreinversión inicial conlleve un ahorro económico y energético muy importante a lo largo de los años, por lo que es fundamental un diseño que no se centre solo en el coste de construcción.

 

La influencia de la ventilación en el diseño

Los sistemas de ventilación tienen una influencia clave en la eficiencia energética del edificio y, por ende, en su consumo energético durante su vida útil. No obstante, también juegan un papel determinante en la calidad de vida en el interior del mismo. Una ventilación adecuada permite garantizar unos niveles de confort y de salubridad del aire interior acordes a las exigencias de la normativa, y evita problemas estructurales como las humedades o incluso el síndrome del edificio enfermo.

El CTE determina y regula los criterios y los parámetros que deben cumplirse para garantizar una ventilación adecuada y la calidad del aire interior de las viviendas. El uso de sistemas de máxima eficiencia y confort, basados en sistemas de ventilación mecánica de doble flujo con recuperación de calor, reducirá el coste eléctrico o de combustible requerido por los sistemas de climatización del edificio.

Con un sistema de ventilación que se encuentre regulado y controlado mediante parámetros de calidad del aire (CO2, compuestos orgánicos volátiles, etc.) se logra introducir la cantidad exacta de aire del exterior para garantizar la salubridad y evitando su exceso, puesto que, al estar a una temperatura y a una humedad diferentes a las de confort, requiere de un consumo elevado de energía para ser adecuado a las condiciones del interior. Además, este aire puede ser previamente filtrado o tratado para eliminar la presencia de partículas o contaminantes del aire exterior.

Para reducir al máximo el consumo de energía se instalarán sistemas de recuperación de calor que cuentan con ventiladores accionados con motores de alta eficiencia energética y de velocidad variable, lo que reduce al máximo el consumo energético eléctrico.

El diseño de una casa es un proceso complejo que debe ser abordado de forma multidisciplinar para optimizar el coste de construcción y de explotación, y el impacto global del edificio sobre el entorno y sobre el medio ambiente.

El Código Técnico de la Edificación, marco de referencia normativo en España para la edificación, contiene todos los criterios y exigencias de diseño para concebir un edificio que cumpla todos los estándares de seguridad y habitabilidad.

New Call-to-action

Haz un comentario