Una aproximación al documento HS3 del Código Técnico de la Edificación

Una aproximación al documento HS3 del Código Técnico de la Edificación

El objetivo básico de la ventilación en los edificios de viviendas, el interior de las mismas, las salas de almacenamiento de residuos, trasteros, aparcamientos y garajes, establecido por el Código Técnico de la Edificación es el de eliminar los contaminantes que puedan producirse de forma habitual en el uso normal de los espacios de manera que se aporte una cantidad suficiente de aire exterior limpio y se garantice la extracción y expulsión al exterior del aire viciado.

En estos espacios se están almacenando continuamente distintos tipos de sustancias nocivas. Unas procedentes de los materiales que se utilizan para la construcción de los mismos, como pinturas, aislantes o recubrimientos, y otras procedentes directamente de la actividad metabólica de los usuarios y ocupantes como el dióxido de carbono o los malos olores. Todos ellos deben ser eliminados periódicamente.

New Call-to-action

Para asegurar estos objetivos la reglamentación exige una serie de condiciones en cuanto a los caudales de aire necesario, los sistemas de ventilación, la colocación y tipos de aberturas y conductos, además de especificar los tipos de instalación y los mantenimientos preventivos necesarios.

Caudal

La cantidad de aire necesario para una adecuada ventilación queda fijada en el documento básico HS3 y se relaciona directamente con la posible ocupación de los locales.  Para los dormitorios individuales se considera un ocupante;  para los dobles dos. En los comedores y  salas de estar la ocupación será igual a la suma de los ocupantes contabilizados en los distintos dormitorios de la vivienda.

Para otros espacios, como las cocinas, trasteros o aparcamientos, se tiene en cuenta la superficie de los mismos.

Una vez calculados los caudales mínimos necesarios habrá que tener en cuenta las condiciones de instalación.

  • El aire debe circular desde los locales secos hasta los locales húmedos para garantizar una adecuada ventilación. El aire entra en las estancias por los denominados aireadores y se extrae por las bocas de extracción.  Esto exige que en los comedores, salas de estar y dormitorios se instalen aberturas de admisión de aire, los aireadores.  En cuartos de baño, aseos y cocinas se colocarán las aberturas de extracción.  Entre unos espacios y otros se disponen las aberturas de paso que permiten una adecuada circulación del aire.
  • Las cocinas, comedores, dormitorios y salas de estar deben disponer de una ventana exterior practicable o una puerta al exterior.
  • Las cocinas contarán a su vez con un sistema de extracción mecánica para evacuar los vapores y los olores y gases producidos en las tareas diarias de la elaboración y procesado de los alimentos.

Para el adecuado cumplimiento de estos objetivos se puede optar entre sistemas de ventilación natural, mecánica o híbrida, excepto cuando la normativa exija uno determinado.

hs3 cte

 

El documento se ocupa también de delimitar las características concretas de los sistemas, aunque sus requisitos pueden ser condicionados por las distintas normativas urbanísticas de las localizaciones concretas de las construcciones.

La descarga de la red de extracción se debe instalar en las cubiertas de las edificaciones y siempre  a más de tres metros de elementos de entrada del sistema de ventilación o zonas con habitual presencia de personas.

Garajes

Un caso particular es el de la ventilación de garajes o aparcamientos. En este tipo de espacios es necesario coordinar las exigencias establecidas por distintas reglamentaciones de seguridad industrial y de construcción.

El documento básico HS3 establece requisitos de ventilación natural o mecánica para distintas situaciones: aparcamientos con fachadas al exterior que permitan la colocación de rejillas adecuadas, garajes que cuenten también con trasteros, aparcamientos con capacidades diferentes, etc…

Los requerimientos de este documento básico deben complementarse con los recogidos en otros reglamentos de seguridad industrial, como el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión que contempla exigencias concretas en cuanto a las instalaciones eléctricas y de iluminación así como a la necesidad de contar con un suministro alternativo de energía eléctrica en ciertos casos, o normativas constructivas como el documento básico SI3 que se ocupa de las necesidades de evacuación de los edificios, y de los aparcamientos, estableciendo normas concretas para los sistemas de ventilación para que puedan cumplir con la función de evacuación de humos en caso de incendio y permitir la salida de los posibles ocupantes.

New Call-to-action

Haz un comentario