Normativa europea de eficiencia y auditoría energética en la edificación

Normativa europea de eficiencia y auditoría energética en la edificación

La energía convencional es un bien escaso y limitado y, a pesar de la incertidumbre actual de la economía mundial y su recuperación en el futuro, la demanda energética sigue creciendo a un ritmo considerable: concretamente, en el año 2010 el 40% del consumo total de energía en la Unión Europea correspondió al sector de la edificación.

Así pues, la reducción del consumo y el fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables en el sector de la edificación constituyen una parte importante de las medidas adoptadas por la Unión Europea para reducir la dependencia energética y las emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático.

New Call-to-action

Normativas europeas de eficiencia energética en la edificación

A continuación se enumeran las principales normativas europeas de eficiencia energética en la edificación, con una breve descripción y relación de sus principales articulados o anexos (por orden cronológico inverso).

Reglamento delegado (UE) 2015/1186 de la comisión de 24 de abril de 2015, por el que se complementa la directiva 2010/30/UE del Parlamento Europeo y del Consejo en lo relativo al etiquetado energético de los aparatos de calefacción local.

El reglamento establece los requisitos de etiquetado energético para los aparatos de calefacción local con una potencia calorífica nominal igual o inferior a 50 kW, así como la información complementaria que debe facilitarse sobre estos aparatos.

Anexos destacables:

  • Clases de eficiencia energética de los aparatos de calefacción local
  • Etiqueta energética para aparatos de calefacción local
  • Ficha de producto
  • Documentación técnica
  • Mediciones y cálculos de la eficiencia energética de los aparatos de calefacción

 

Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de octubre de 2012, relativa a la eficiencia energética, que establece un marco común de acciones para el fomento de la eficiencia energética dentro de la Unión Europea a fin de que garanticen la consecución del objetivo principal de eficiencia energética de un 20% de ahorro para el año 2020. Esta directiva es la precursora del último Plan Nacional de Acción de Eficiencia Energética 2014-2020.

En ella se establecen normas destinadas a eliminar barreras en el mercado de la energía y a superar deficiencias del mercado que obstaculizan la eficiencia en el abastecimiento y el consumo de energía. Asimismo, se dispone el establecimiento de objetivos nacionales orientativos de eficiencia energética para 2020.

Artículos destacables:

Auditorías energéticas y sistemas de gestión energética para las empresas. En el posterior Reglamento delegado (UE) 2015/2402 de la Comisión se revisan los valores de referencia de la eficiencia armonizados para la producción por separado de calor y electricidad.

Esta directiva está transpuesta parcialmente por el Real Decreto 56/2016, en lo referente a auditorías energéticas, acreditación de proveedores de servicios y auditores energéticos y promoción de la eficiencia del suministro de energía.

 

Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 19 de mayo de 2010 y su Reglamento delegado (UE) Nº 244/2012, relativos a la eficiencia energética de los edificios, cuyos principales artículos técnicos relativos a la eficiencia energética son:

  • Adopción de una metodología de cálculo de la eficiencia energética de los edificios.
  • Requisitos mínimos de eficiencia energética.
  • Cálculo de los niveles óptimos de rentabilidad de los requisitos mínimos de eficiencia energética.
  • En edificios nuevos estudio de la viabilidad técnica, medioambiental y económica de instalaciones alternativas de alta eficiencia (instalaciones descentralizadas de abastecimiento de energía basadas en energía procedente de fuentes renovables; cogeneración; calefacción o refrigeración urbana o central, en particular si se basa total o parcialmente en energía procedente de fuentes renovables; bombas de calor).
  • Eficiencia energética en Instalaciones técnicas de los edificios (instalaciones de calefacción; instalaciones de agua caliente; instalaciones de aire acondicionado; grandes instalaciones de ventilación).
  • Certificados de eficiencia energética.
  • Inspección de las instalaciones de calefacción y aire acondicionado.

Esta directiva está transpuesta mediante el vigente Código Técnico de Edificación, el Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios (RITE) y el nuevo Real Decreto 235/2013 de certificación de edificios.

 

Directiva 2010/30/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 19 de mayo de 2010, relativa a la indicación del consumo de energía y otros recursos por parte de los productos relacionados con la energía, mediante el etiquetado y una información normalizada.

La presente directiva establece un marco para la armonización de las medidas nacionales relativas a la información al usuario final, en especial por medio del etiquetado y la información normalizada sobre el consumo de energía y, cuando corresponda, otros recursos esenciales por parte de los productos relacionados con la energía durante su utilización, así como otra información complementaria, de manera que los usuarios finales puedan elegir productos más eficientes.

 

Directiva 2009/125/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 21 de octubre de 2009, por la que se instaura un marco para el establecimiento de requisitos de diseño ecológico aplicables a los productos relacionados con la energía con el fin de garantizar su libre circulación en el mercado interior.

Dispone el establecimiento de requisitos que los productos relacionados con la energía cubiertos por las medidas de ejecución deberán cumplir para poder ser introducidos en el mercado o puestos en servicio. Contribuye al desarrollo sostenible incrementando la eficiencia energética y el nivel de protección del medioambiente, al tiempo que incrementa la seguridad del abastecimiento energético.

Directiva transpuesta en España mediante el Real Decreto 187/2011 de 18 de febrero, relativo al establecimiento de requisitos de diseño ecológico aplicables a los productos relacionados con la energía.

 

Directiva 2009/28/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 23 de abril de 2009, relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables. La presente directiva establece un marco común para el fomento de la energía procedente de fuentes renovables y fija objetivos nacionales obligatorios en relación con la cuota de energía procedente de fuentes renovables en el consumo final bruto de energía y con la cuota de energía procedente de fuentes renovables en el transporte. Establece normas relativas a las transferencias estadísticas entre Estados miembros, los proyectos conjuntos entre Estados miembros y con terceros países, las garantías de origen, los procedimientos administrativos, la información y la formación, y el acceso a la red eléctrica para la energía procedente de fuentes renovables. Define criterios de sostenibilidad para los biocarburantes y biolíquidos.

Artículos destacables:

  • Objetivos globales nacionales obligatorios y medidas para el uso de energía procedente de fuentes renovables, en el que se establece una cuota de un 20% como mínimo de energía procedente de fuentes renovables en el consumo final bruto de energía de la Comunidad para 2020.
  • En su Anexo VII establece el equilibrio energético de las bombas de calor (cantidad de energía de la bomba de calor que debe considerarse energía procedente de fuentes renovables).

 

Directiva 2002/91/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de diciembre de 2002, relativa a la eficiencia energética de los edificios, que establece requisitos en relación con:

  • El marco general de una metodología de cálculo de la eficiencia energética integrada de los edificios;
  • la aplicación de requisitos mínimos de eficiencia energética de los edificios nuevos;
  • la aplicación de requisitos mínimos de eficiencia energética de grandes edificios existentes que sean objeto de reformas importantes;
  • la certificación energética de edificios, y
  • la inspección periódica de calderas y sistemas de aire acondicionado de edificios y, además, la evaluación del estado de la instalación de calefacción con calderas de más de 15 años.




conceptos básicos de la ventilación




Haz un comentario