Intercambiador de calor: el recuperador de energía como elemento clave dentro del sistema de ventilación

Intercambiador de calor: el recuperador de energía como elemento clave dentro del sistema de ventilación

¿Qué es un recuperador de calor?

Un recuperador de energía (calor/frío) es un equipo que permite recuperar una gran parte de la energía (calor/frío) del aire expulsado aprovechándolo para calentar/enfriar el aire de impulsión.

Mediante un intercambiador de calor, el aire expulsado del interior del edificio (un aire viciado) transmite energía (calor en invierno y frío en verano) al aire que se introduce en él. El intercambiador está diseñado de tal manera que los aires (impulsión/extracción) se transfieren la energía sin tener contacto, de manera que no pasan olores.

 

¿Qué dice la normativa al respecto?

De acuerdo con lo expuesto en el artículo 15 del CTE DB HE Ahorro de energía, a la hora de proyectar un edificio se debe tener en cuenta que su uso debe conllevar un empleo racional de la energía. Para ello, hay que reducir a límites sostenibles el consumo, consiguiendo que una parte de este derive de fuentes de energía renovable, tanto en la construcción como en su uso y su mantenimiento.

Por su parte, el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios), en el artículo 11 del Capítulo II, establece que las instalaciones térmicas han de permitir mantener una calidad del aire interior aceptable en las estancias ocupadas, eliminando los contaminantes que se puedan producir como consecuencia de un uso habitual de las mismas, aportando un caudal de aire proveniente del exterior y asegurando la extracción del aire viciado del interior. En el artículo 12 del mismo capítulo decreta que las instalaciones térmicas han de diseñarse, calcularse, ejecutarse, mantenerse y utilizarse de manera que se reduzca el consumo de energía común de las instalaciones térmicas y, en consecuencia, las emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes atmosféricos, gracias al empleo de sistemas energéticamente eficientes, que posibiliten la recuperación de energía y el uso de las energías renovables y de las energías residuales, satisfaciendo los siguientes requerimientos:

  • Rendimiento energético. Todos los equipos de generación de calor y frío de las viviendas han de garantizar que sus prestaciones, en cualquier condición de funcionamiento, se aproximen todo lo que sea posible a su régimen de rendimiento máximo.
  • Recuperación de energía. Las instalaciones térmicas han de integrar subsistemas que permitan el ahorro, la recuperación de energía y el aprovechamiento del excedente de energía.

Las disposiciones técnicas del RITE, en el capítulo dedicado a la recuperación de energía, hacen especial hincapié en la obligatoriedad de disponer de recuperadores de energía del aire expulsado en todos los sistemas de climatización cuyo caudal de aire expulsado al exterior por medios mecánicos sea superior a 0,5 m³/s.

intercambiador de calor

 

¿Cuál es el objetivo de los recuperadores de calor?

De acuerdo con el documento reconocido con carácter público e informativo del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios Ahorro y recuperación de energía en instalaciones de climatización, los recuperadores de calor del aire de extracción en los sistemas de ventilación permiten conservar una apropiada calidad del aire interior sin penalizar energéticamente los sistemas de ventilación  del aire propulsado a las estancias.

El empleo de recuperadores de calor en instalaciones de ventilación permite utilizar el calor o el frío del propio proceso, consiguiendo tanto una reducción de la central energética (costes de inversión) como una reducción del consumo de energía de funcionamiento (costes de explotación).

Cuestiones a tener en cuenta a la hora de diseñar una instalación

  1. Seleccionar bien el recuperador.
  2. Calcular los caudales realmente necesarios.
  3. Hacer un buen dimensionado de los conductos.
  4. Adaptar el funcionamiento del recuperador a su uso en la vivienda/edificio gracias a sensores, compuertas auto-regulables, free-cooling, etc.

 

Haz un comentario