Las partes por millón. ¿De qué estamos hablando?

Las partes por millón. ¿De qué estamos hablando?

Las partes por millón (ppm) es una unidad muy utilizada en diferentes ámbitos de la física y la química, pero es común verla en ámbitos ligados a la calidad del aire ambiental y también a la calidad del aire en el interior de edificios.

Esta importante unidad de medida aparece también en la normativa vigente, por lo que es importante, para profesionales de este ámbito, conocer y entender su significado, así como las diferencias con otras unidades de medida también usadas en calidad de aire y en ventilación en edificios. Si particularizamos en el CTE HS 3, los niveles de concentración de CO2 en el aire interior, para indicar la calidad del aire (IDA) se miden en esta unidad.

New Call-to-action

Las partes por millón se abrevian en ppm, que es lo que normalmente encontramos en la bibliografía, normativa y documentación. Esta unidad es la empleada de forma habitual para indicar la existencia de elementos en muy pequeña cantidad, lo que se conoce como traza en una mezcla, concretamente, aire. Recordemos que el aire es una mezcla de principalmente oxígeno (en un 21%) y nitrógeno (en un 79%), existiendo concentraciones de otros gases en niveles muy bajos o insignificantes en comparación con estos dos compuestos. Aunque la presencia de esos otros gases es, pese a su baja concentración, habitualmente problemática para la salud y para el ser humano. Cuando hablamos de ppm es importante distinguir entre ppm para sólidos y ppm para gases, ya que el concepto es bastante diferente.

partes por millon

De forma general nos referimos a porcentajes en peso en el caso de sólidos y en volumen en el caso de gases, siendo este último el caso de ppm utilizado en calidad del aire. El indicar que que existen X ppm de un compuesto en el aire indica que existen X unidades de volumen (este es el aspecto clave, volumen) por cada millón de partes de volumen de aire. Por enunciar un ejemplo 15 ppm de CO equivale a decir que existen 15 unidades de volumen de CO por cada millón de unidades de volumen de aire, a lo que podremos por lo tanto aplicar cualquier unidad de volumen, siendo siempre la relación verdadera. Si por trabajamos en litros, volviendo al ejemplo, 15 ppm de CO serían 15 litros de CO en cada millón de litros de aire.

partes por millon

Debemos hacer mención también al uso de las partes por billón (entendiendo por billón, mil millones) (abreviado como ppb) ya que es otra unidad empleada de forma muy habitual para valorar la presencia de elementos en pequeñas cantidades en una mezcla de gases, lo que hemos denominado traza. Siguiendo el ejemplo, indicar que existen Y ppb de un compuesto en el aire indica que hay Y unidades de volumen de ese compuesto por cada billón de unidades de volumen de aire, por lo que el factor de conversión a utilizar será:

1 ppm = 1000 ppb

En el caso abordado tendríamos que 15 ppb de CO equivale a decir que existen 15 unidades de volumen de CO por cada billón de unidades de volumen de aire. Es importante que el proyectista o quien trabaje en este campo tenga en cuenta el contexto. Finalmente cabe preguntarse cómo se pueden convertir mediciones en ppm o ppb a otras unidades de medida: para ello la clave reside en tener en cuenta que estamos trabajando con un gas, por lo que el factor de conversión no es siempre el mismo ni unívoco, sino que depende de las condiciones de presión y temperatura de los gases, ya que estas condiciones de presión y temperatura modifican el volumen que ocupa el gas. Por ello podremos convertir ppm a otras unidades muy comunes en medición de contaminantes gaseosos, pero siempre, para unas condiciones determinadas. En el caso de usar factores de conversión, estos siempre indican para qué condiciones son válidos.

Indicar que las otras dos unidades usadas de forma habitual en contaminación de aire y en ventilación en edificios son los microgramos por metro cúbico (ug/m3) y los miligramos por metro cúbico (mg/m3).

New Call-to-action

Haz un comentario