Rejillas: ventilar sin renunciar a la estética

Rejillas: ventilar sin renunciar a la estética

La publicación y entrada en vigencia del CTE ha supuesto que las rejillas para ventilación, normalmente asociadas a los sistemas de tipo comercial e industrial, se hayan introducido de forma común y habitual en todas las viviendas que requieran el cumplimiento de esta normativa.

Este sistema permite que se pueda llevar a cabo una ventilación de forma eficaz de las diferentes estancias según los requerimientos reales de ventilación, por tipo de uso y contaminación del aire.

New Call-to-action

Las rejillas formaban parte de los sistemas de ventilación tradicionales en cocinas y baños, pero tal y como se establece en el CTE HE-S3, concretamente en su artículo 3.1.1.1: “Las viviendas deben disponer de un sistema general de ventilación que puede ser híbrida o mecánica con las siguientes características…”

  • “el aire debe circular desde los locales secos a los húmedos, para ello los comedores, los dormitorios y las salas de estar deben disponer de aberturas de admisión; los aseos, las cocinas y los cuartos de baño deben disponer de aberturas de extracción; las particiones situadas entre los locales con admisión y los locales con extracción deben disponer de aberturas de paso…”

Estas aberturas, tanto para extracción a conducto como para comunicación entre locales, se protegen e integran con el uso de rejillas, pero, ¿es posible integrarlas de forma que no supongan un problema a nivel estético? Sin duda la respuesta es afirmativa, ya que se han desarrollado multitud de sistemas para edificación colectiva e individual que proporcionan soluciones con un acabado visual estéticamente agradable y con unos perfiles y formas fácilmente integrables.

rejillas de ventilacion regulables

Cabe destacar el uso de rejillas en los siguientes casos:

  • Sistema de ventilación de simple flujo: este sistema es válido para sistemas de edificación en bloque e individuales. En este caso se lleva a cabo la renovación de aire aportando aire nuevo que se introduce mediante rejillas o aberturas en cada vivienda, situadas normalmente encima de las ventanas, o por las propias infiltraciones en los cerramientos. Posteriormente el aire es extraído de cada vivienda usando un único conducto, que puede ser individual para cada estancia o común. Cumpliendo la normativa anteriormente mencionada el flujo de aire se extrae en los locales secos, mediante la conexión a la red de conductos. Las rejillas para impulsión se sitúan encima de las ventanas y las de extracción puede ser de múltiples formas y acabados, para facilitar la integración estética. Además el caudal extraído puede estar controlado de forma mecánica mediante un sistema de Demanda de Ventilación Controlada, que regula el caudal a extraer, y por lo tanto el aire infiltrado, para que este sea el estrictamente requerido y no se produzca una excesiva renovación, que supone una carga energética adicional.
  • Sistema de ventilación mecánica de doble flujo: este sistema suele instalarse en edificios colectivos y permite garantizar una ventilación permanente de las viviendas usando conductos para la impulsión y para la extracción. A diferencia de un sistema de simple flujo, en este caso el aire se introduce también mediante una red de conductos, pudiendo existir además un equipo de recuperación de calor. Este equipo intercambia energía del aire extraído, precalentando el aire que entra al edificio, maximizando de este modo el confort pero también el ahorro energético. El rendimiento de estos sistemas es cercano al 90%. En este tipo de sistemas existen más opciones de rejillas que en los de simple flujo, lo que permite una gran integración arquitectónica. La gran variedad de acabados, materiales y formas hace que sea posible integrar estos sistemas, con mejor comportamiento energético, de forma estética y proporcionando el máximo confort. Las rejillas pueden ser bajo perfil, una solución que estéticamente quedan muy bien integradas en el entorno.

Es muy importante remarcar que el sistema de ventilación híbrida, utiliza sistemas de conexión a conductos tipo shunt. De este modo se garantiza que puedan aprovecharse ubicaciones de rejillas y sistemas existentes para integrar nuevos sistemas de ventilación en soluciones de rehabilitación. El mercado de la rehabilitación energética de edificios supone ya una realidad en España y en Europa y sin duda el porcentaje de esta solución frente a la nueva vivienda va a seguir creciendo. El integrar un sistema de ventilación usando las rejillas existentes en el anterior y obsoleto sistema permite dar un gran valor añadido a la construcción sin necesidad de llevar a cabo reformas drásticas que hagan inviable esta solución.

Por lo tanto existen soluciones en el mercado que permiten integrar, en una solución única, estética, confort y ahorro energético, usando rejillas de ventilación que pueden tener múltiples acabados, formas y recubrimientos que harán que su vivienda sea saludable, confortable y permita el mayor ahorro económico posible. Podemos encontrar rejillas metálicas, plásticas o mixtas, con acabados cromáticos y brillo que se adecuen a lo que buscamos para ventilar sin renunciar, ni un ápice, a la estética. Confort, salubridad, ahorro energético, cumplimiento de la normativa y estética pueden ir de la mano.

New Call-to-action

Haz un comentario