Sistemas de ventilación en aparcamientos: todo lo que hay que tener en cuenta

Sistemas de ventilación en aparcamientos: todo lo que hay que tener en cuenta

Los aparcamientos son zonas que requieren de una atención especial en cuanto a la ventilación, ya que en ellos se generan niveles elevados de contaminantes que son peligrosos para las personas y que deben extraerse de forma adecuada. Además, en caso de incendio estas zonas son especialmente críticas para la seguridad de las personas y también para el resto de vehículos o equipos.

En un aparcamiento deben evacuarse los productos de combustión producidos en caso de incendio para que pueda garantizarse la evacuación adecuada y el trabajo por parte de los equipos de extinción de incendios.

New Call-to-action

 

La ventilación en aparcamientos en operación normal

En el uso habitual de un aparcamiento se generan múltiples contaminantes que deben ser evacuados para garantizar la adecuada salubridad en el interior del recinto. Los vehículos de combustión, en función del tipo de motor y combustible utilizado, producen productos de combustión de diferente composición, pero en todos los casos peligrosos para las personas. Estos gases son peligrosos por la presencia de contaminantes, en primer lugar, pero también porque actúan disminuyendo el nivel de oxígeno disponible, lo cual puede generar asfixia por falta de oxígeno.

Los equipos de ventilación instalados actúan introduciendo aire fresco del exterior y extrayendo el aire viciado y contaminado del aparcamiento, lo cual supone una mejora de la calidad del aire y garantiza su salubridad. Estos sistemas de  ventilación, tradicionalmente están basados en conductos y ventiladores. Sin embargo, los jet fans, que se analizan a continuación, permiten aportar una solución tecnológica con unas grandes ventajas.

 

La ventilación en aparcamientos en caso de incendio

En el caso de que se produzca un incendio en un aparcamiento, debido a la presencia de elementos combustibles peligrosos y a las características propias del local (difícil evacuación y acceso, y presencia de obstáculos), debe garantizarse una evacuación adecuada y rápida de los productos de combustión generados. Estos humos son muy peligrosos para las personas y además dificultan la actuación por parte de los equipos de extinción de incendios.

 

Los jet-fans como solución en operación normal y en caso de incendio

Los sistemas de ventilación por impulso (jet-fans) son una novedad que se presenta como alternativa a los sistemas convencionales basados en conductos para aportación y extracción de aire en aparcamientos. Los jet-fans son sistemas de ventilación mecánica horizontal, también conocidos como ventilación por inducción.

Históricamente, los jet fans se han utilizado en túneles, habiéndose ahora extendido su uso a los aparcamientos. En este segundo caso, el principio de operación consiste en la generación de una depresión en el aparcamiento mediante ventiladores de extracción. Este efecto conllevará la entrada de aire fresco desde el exterior a través de los puntos de aporte natural, como rampas o patios, pudiéndose complementar con ventiladores de aporte si así se estimase conveniente o necesario. Con la ayuda de los ventiladores de impulso, o jet fans, se distribuye el aire fresco por el aparcamiento y se genera un barrido de la sección vertical del mismo, o de las zonas concretas que se deseen ventilar.

Esta tecnología, con respecto a un sistema de ventilación por conductos, permite la eliminación eficaz los gases en la operación diaria de los aparcamientos con una mejora significativa en los costes iniciales y durante su vida útil. Los primeros engloban aspectos como la excavación, montaje y coordinación de instalaciones. Al ser los jet fans de menor tamaño que los conductos necesarios, se puede reducir la altura del aparcamiento.

Asimismo, al tratarse de unidades puntuales de montaje sencillo sencilla se reduce el tiempo necesario para su instalación.

Por otro lado, al ocupar un espacio menor, su coordinación con otros elementos como bajantes, redes de rociadores, sistemas de CCTV o iluminación se simplifica, y la sensación de amplitud aumenta.

En cuanto a la operación diaria;

El consumo diario tiende a ser igual o inferior, dependiendo del aparcamiento, al desaparecer la pérdida de carga asociada al conducto visto, por lo que se permite una reducción de potencia en los ventiladores de aporte y/o extracción.

Conlleva unos costes de limpieza o mantenimiento inferiores, tanto materiales como en tiempo invertido, permitiendo el retorno a la operación diría del aparcamiento en un plazo menor.

El ahorro energético puede ser mayor a medida que aumenta el tamaño del aparcamiento, ya que el sistema permite la zonificación virtual del espacio, operando únicamente los equipos necesarios en cada momento.

Además, en caso de emergencia por incendio estos equipos actúan en tres frentes clave:

  1. Durante el periodo de evacuación los jet fans se mantienen apagados y se controlan el aporte y la extracción para mantener la capa de humo a nivel alto.
  2. Diluyen el humo y rebajan su temperatura durante el incendio y tras la extinción del mismo.
  3. Permiten que los equipos de intervención puedan actuar de forma más eficaz y segura.

Por descontado, estos ventiladores se fabrican siguiendo unas exigencias constructivas que garantizan su correcta operación en condiciones extremas como las que se producirán en caso de incendio.

Con base en todas las características y funciones mencionadas, las ventajas más importantes pueden ser resumidas en que estos sistemas permiten un grado de seguridad equivalente o superior en caso de incendio y que, además, mantienen los niveles de concentración de gases contaminantes en un nivel bajo durante la operación convencional del aparcamiento.

New Call-to-action

Haz un comentario