Recomendaciones para la ventilación de espacios confinados

Recomendaciones para la ventilación de espacios confinados

La ventilación en espacios confinados debe ser suficiente y asegurar el oxígeno adecuado para vivir, previniendo acumulaciones de ambientes inflamables o mezclas explosivas, previniendo atmósferas enriquecidas de oxígeno y asegurando que el aire es respirable, estando sus componentes por debajo de los límites permisibles.

Antes de entrar en un espacio confinado es esencial asegurarse de que ha sido convenientemente ventilado y evaluado.

New Call-to-action

 

Recomendaciones para poder ingresar y actuar en este tipo de espacios:

  • Que el espacio haya sido evaluado y se haya determinado que el oxígeno no es deficiente ni enriquecido, así como que no haya peligro de fuego o explosión o que no una atmósfera peligrosa para la vida.   
  • Asegurarse que una segunda persona entrenada y equipada para rescate esté presente fuera del espacio confinado.
  • Los espacios confinados deben ser evaluados por gases tóxicos e inflamables, polvo, vapores, y el nivel adecuado de oxígeno, antes de entrar y durante la ocupación.
  • Las mismas precauciones se deben de tomar en áreas como: huecos respiraderos de minas, tanques, áreas bajas cerca del piso, donde hay gases o vapores presentes que son más pesados que el aire. Y también en áreas como la parte superior de los tanques, donde pueden haber gases más livianos que el aire.
  • La calidad y cantidad de aire para la ventilación debe ser según la exposición a  contaminantes, de modo que se puedan mantener bajos los niveles establecidos
  • El abastecimiento de aire respirable por cilindros o compresores debe reunir los requerimientos mínimos de pureza, y no tener contaminantes.
  • El aire insuflado por línea para los respiraderos debe ser una línea dedicada, en la que no sea posible tener otras válvulas, que podrían permitir el ingreso de gases peligrosos o tóxicos en la línea de respiración.
  • Está prohibido el uso de oxígeno u otros gases, o mezcla de ellos, para realizar la ventilación. Sólo se permite como excepción el uso de aire.
  • Ventilación natural en los casos de posos de bombas, pozos de registro, etc.
  • Antes de entrar, abrir la tapa y respetar un tiempo de espera adecuado, teniendo en cuenta las características del recinto y el movimiento del aire en el exterior.
  • Durante la permanencia, mantener la boca de entrada libre de obstáculos que dificulten la circulación del aire.
  • La ventilación está condicionada decisivamente por las condiciones atmosféricas del exterior, fundamentalmente de la intensidad del viento.
  • En general no deben esperarse ventilaciones eficaces por este sistema, ni aún en recintos considerados habitualmente como poco profundos, del orden de los 2 ó 3 metros de altura.

 

¿Y para los recintos comunicados como galerías o pozos de acceso?

  • Antes de entrar y durante la permanencia en el interior, mantener abiertas las tapas de registro que influyan en el recinto visitado, al menos la anterior y posterior además de la del propio recinto.
  • La ventilación está condicionada por el trazado de la red y sus dimensiones.
  • En los pozos de acceso a la red pueden existir corrientes de aire, tanto descendentes de aire limpio, como ascendentes de aire contaminado.
  • En el interior de las galerías las corrientes de aire pueden arrastrar contaminantes de puntos distantes.
  • La percepción clara de corrientes de aire puede conducir a una falsa seguridad, por ejemplo en colectores de polígonos industriales.

 

Ventilación forzada con equipos mecánicos

En determinadas instalaciones puede resultar necesario disponer de sistemas fijos de ventilación: estaciones de bombeo, de filtrado y de depuración de aguas residuales, colectores de vertederos, etc. En estos casos se debe seleccionar cuidadosamente  si se requiere soplado o extracción y situar la boca de extracción o soplado a la altura conveniente, dependiendo de:

  • las características del recinto
  • si la ventilación se efectúa con o sin personal en el interior
  • el tipo de trabajo a realizar

 

Otras recomendaciones:

  • Asegurarse que el aire de ventilación aportado sea de calidad respirable y no esté afectado por gases de escape de motores de combustión o el aire extraído del recinto u otros.
  • Controlar que el aire extraído, no cause perjuicios en otras zonas.
  • Mantener la ventilación durante el tiempo que permanezcan labores en el espacio confinado.
  • Asegurarse que la eficacia de la ventilación se mantiene a lo largo del tiempo, comprobando el funcionamiento de los equipos, las corrientes de aire y la peligrosidad de la atmósfera interior.
  • Los equipos de ventilación deben formar parte del equipamiento habitual de trabajo.

New Call-to-action

Haz un comentario