Ventilación contra incendios en bloque de viviendas

Ventilación contra incendios en bloque de viviendas

1. El problema

Desde una ingeniería de Badajoz se nos solicita asesoramiento para la realización de un sistema de ventilación, en un bloque de 24 viviendas, que debe activarse en caso de incendio para evacuar los humos y facilitar el escape de las personas.

Datos a tener en cuenta

El edificio ya está construido, incluyendo un conducto previsto para impulsión de aire y otro para extracción, desde la cubierta hasta la planta baja. Los conductos bajan desde la cubierta hasta la planta baja a través del hueco de la escalera y tienen una longitud de 31 m y una sección de 0,25 x 0,38 m. El conducto de impulsión tiene una única boca de salida en la planta baja, mientras que el de extracción incorpora rejillas en cada una de las plantas.

New Call-to-action

 

2. Determinación de las necesidades

El cálculo previo se basa en la norma UNE 100040 “Protección de las vías de escape mediante presurización”.

La dimensión de los conductos nos va a condicionar las posibilidades de extracción ya que si debemos cumplir la normativa en su apartado “10.3 Conductos” ésta especifica que el aire deberá circular por los mismos a una velocidad inferior a 10 m/s.

Para determinar el caudal necesario y basándonos en la misma norma en su apartado 8.7.4 se aconseja para estos casos una velocidad de paso de aire a través de la sección de una puerta abierta de al menos 0,75 m/s y teniendo en cuenta que las medidas de una puerta son de 2,2 x 0,825 m, el caudal necesario en m3/h sería:

Q = (2,2 x 0,825) x 0,75 x 3.600 = 4.900 m3/h

Con este caudal, la velocidad de circulación del aire a través de los conductos sería de 14,3 m/s, muy superior a la máxima indicada de 10 m/s. Dado que la norma “no es de obligado cumplimiento y que no había ninguna regulación local en Badajoz” volvimos a hacer los cálculos basándonos en la normativa dictada por el Ayuntamiento de Barcelona que solicita una velocidad de 0,5 m/s a través de la sección de una puerta.

Con el nuevo criterio, el caudal resultante es:

Q = (2,2 x 0,825) x 0,5 x 3.600 = 3.270 m3/h

Este caudal representa una velocidad de 9,56 m/s en los conductos que está dentro de los límites aconsejados.

ventilacion incendio viviendas

 

3. La solución

Sistema de impulsión El hecho de que el conducto de impulsión tenga una sola salida en la planta inferior, garantiza que el recorrido de los humos, en caso de que llegasen al hueco de la escalera, siempre será ascendente y serán empujados hacia arriba (en dirección opuesta a la que seguiría la gente). Si se descargase a niveles superiores se correría el riesgo de empujar los humos hacia abajo.

Si fuese posible, siempre es mejor que el sistema de impulsión se realice tomando aire al nivel de la calle y lo introduzca directamente al hueco de escalera ya que aporta tres ventajas adicionales:

– Asegurar el correcto suministro de aire en el punto adecuado, de manera que los humos sean empujados hacia arriba.

– Garantizar la no aspiración de los humos en caso de incendio, ya que en caso de incendio y funcionando el sistema de extracción podrían llegar a volverse a introducir los humos hacia el interior del hueco de escalera si no se ha efectuado una instalación que evite este riesgo. Obsérvese que la norma en su capítulo 10.1 “Toma de aire” especifica: “La toma de aire de un sistema de presurización debe estar situada en un lugar que no pueda ser invadido por los humos provocados por un incendio en el edificio. La posición más recomendable es cerca del suelo, lejos de lugares con un riesgo potencial de incendio”. Aunque también se admite su situación en la cubierta: “Si la toma de aire se sitúa en el ámbito de cubierta, se cuidará de que la posición sea tal que no pueda estar afectada por los humos ascendentes a lo largo de la fachada ni por la descarga de otras instalaciones que podrían estar afectadas por el humo”.

– La última ventaja es que el recorrido de los conductos suele ser menor y no reduce la superficie de los pisos.

 

Sistema de extracción

Dado que el aire a extraer en caso de incendio tiene una temperatura muy elevada, hay que tener en cuenta que el extractor deberá ser capaz de evacuar aire a una temperatura de 400º durante 2 horas. Por lo tanto, el producto prescrito para instalar en el conducto de aspiración en la cubierta cumplirá esta condición.

Dado que el hueco forma un conjunto único completamente abierto, no habría sido necesaria la instalación de un conducto y sus correspondientes rejillas ya que el humo tendrá tendencia a subir precisamente por el hueco de la escalera, como si de una gran chimenea se tratase.

Al existir, pero, ya la conducción y las rejillas de aspiración, y al tratarse de un sistema que también puede funcionar correctamente, se instalará un extractor de tejado de descarga vertical ya que lanza los humos verticalmente hacia arriba y minimiza el riesgo de recirculación de los humos a través del sistema de impulsión.

Te dejamos aquí el caso práctico completo ventilación contra incendios en bloque de viviendas, junto con los productos recomendados y sus características técnicas.

New Call-to-action

Haz un comentario