Ventilación silenciosa: su importancia y soluciones prácticas

Ventilación silenciosa: su importancia y soluciones prácticas

Un ventilador siempre es un elemento que genera un cierto nivel de ruido, siendo inevitable que este nivel sea reducido a cero. El giro del rodete o de las hélices, la velocidad del aire, el propio motor eléctrico que genera la energía necesaria para que el ventilador funcione, etc. son algunas de las fuentes emisoras de ruido que pueden afectar a una ventilación silenciosa.Teniendo en cuenta esto, si la aplicación que estamos diseñando requiere de un nivel acústico relativamente bajo, se pueden encontrar diferentes soluciones para reducir dicho nivel.

Soluciones silenciosas

1. Un ventilador que gire a bajas revoluciones

En primer lugar, una posible solución sería encontrar un ventilador que gire a bajas revoluciones, siempre sin dejar de aportar el caudal y presión necesarios para la aplicación. De este modo, conseguiremos reducir el nivel de ruido emitido por el ventilador. Para reducir las revoluciones de giro, podemos seleccionar un ventilador con un motor de un mayor número de polos (por ejemplo, de 6 polos, es decir, alrededor de 900 rpm), o bien seleccionar un ventilador que pueda ser regulado por un variador de frecuencia, consiguiendo el mismo efecto pero en este caso, con una reducción más precisa debido al variador (se pueden conseguir el número de revoluciones que se desee).

Además, se puede escoger un ventilador alimentado por un motor EC, de gran eficiencia y muy sencilla regulación que emite un nivel de ruido muy bajo respecto al ventilador alimentado por un motor AC (corriente alterna).

2. Una instalación bien realizada

Siendo el motor y el número de vueltas muy importante, no podemos dejar en segundo lugar la instalación del ventilador y todos los elementos que la acompañan. En este sentido, el diseño de los conductos es crucial. Para aplicaciones en las que no se requiere velocidad de aire, como por ejemplo en viviendas o en oficinas, se pueden considerar diámetros que permitan una velocidad máxima de paso del aire entre 4 y 6 m/s. De este modo, se consigue además reducir las pérdidas de carga de la instalación, algo que, según el tipo de ventilador, ayudará a reducir también el nivel de ruido debido a que el motor no estará tan exigido. La correcta fijación del ventilador es importante para que este trabaje correctamente sin dañar los rodamientos del motor, algo que provocaría ruidos indeseables. Otras acciones a tener en cuenta son la reducción de codos, reducciones y otros elementos que impiden el correcto paso del aire.

3. Accesorios para reducir el ruido

Finalmente, existen varios elementos o accesorios para cada tipo de ventilador que te permitirán disfrutar de una ventilación silenciosa.

3.1 Amortiguadores o silent blocks

Para evitar la transmisión de vibraciones, algo indeseado en todas las instalaciones, se pueden instalar amortiguadores, también llamados silent blocks, elementos que suelen ser o de goma o bien metálicos (muelles), que alivian las vibraciones prolongando la vida de los rodamientos y evitando la su transmisión. Los amortiguadores son muy importantes sobre todo en instalaciones de ventiladores de grandes dimensiones debido a la mayor transmisión de vibraciones en este tipo de equipos.

3.2 Silenciadores

Para incidir directamente sobre el nivel de ruido, la mejor alternativa es la de instalar directamente silenciadores acústicos, ya sean circulares o rectangulares, en la aspiración o en la descarga del ventilador, donde se pueden llegar a reducir hasta 10 dBA. Los silenciadores están confeccionados con un mallado compuesto por material aislante que evita la transmisión de ruidos, tanto radiados como en la aspiración y descarga del ventilador.

3.3 Aislamiento

El aislamiento es muy aconsejable en cualquier instalación, incluso el aislamiento de los conductos de la misma. Si el nivel de ruido del ventilador es muy elevado, se puede incluso instalar el mismo dentro de una cabina acústica.

Podemos encontrar otros elementos comunes que ayudan en la reducción del ruido, como pueden ser reguladores de caudal o acoplamientos elásticos.

New Call-to-action

Haz un comentario