Ventiladores para trabajar en ambientes ATEX

Ventiladores para trabajar en ambientes ATEX

Existen gran cantidad de aplicaciones que se encuentran en zonas potencialmente explosivas o bien se trata de instalaciones en las que el aire o polvo que pasa a través del ventilador podría ser clasificado como ATmosfera EXplosiva (ATEX). Es por ello, que a nivel europeo existen varias directivas y normativas que precisamente regulan todo este tipo de actividades, incluyendo normativas que afectan específicamente a los ventiladores utilizados en ambientes ATEX.

Algunas de estas directivas y normativas, entre otras, son:

  • Directiva 2014/34/UE
  • Directiva 99/92/CE
  • UNI EN 14896
  • UNI EN 13463-1

En las que se estipula tanto conceptos como la seguridad de los trabajadores expuestos en riesgo de atmósfera potencialmente explosiva, las características de los ventiladores que trabajan en estas zonas, métodos de protección del ventilador, etc.

 

Ver catálogo de ventiladores ATEX de S&P

 

Información necesaria para seleccionar un ventilador ATEX

Si bien la normativa es un aspecto crucial para este tipo de aplicaciones, este artículo pretende centrarse en la información necesaria para la elección del ventilador que trabajará en un ambiente ATEX.

Ventiladores ATEX

Fuente: Ventilador en línea TD-ATEX de S&P

Para poder seleccionar correctamente un ventilador ATEX se debe conocer muy bien la instalación y la aplicación que se requiere, así como el tipo de gas o polvo que el ventilador tendrá que transportar. La primera y lógica pregunta que debemos hacernos es la de si el ventilador se instalará en una zona con peligro de explosión. Si la respuesta es negativa, podemos instalar un ventilador estándar puesto a que no se trata de una aplicación ATEX.

Clasificación de las zonas dentro y al exterior del ventilador

Una vez se ha concluido que el ventilador trabajará en una zona potencialmente explosiva, se debe conocer cómo se ha clasificado la zona, tanto dentro del ventilador como en su exterior. Existen las siguientes zonas (entre paréntesis, se indica la correspondencia con la categoría indicada en la directiva ATEX):

Tabla zonas ATEX

Las zonas 0, 1 y 2 indican la presencia de gases, vapores o nieblas inflamables mezclados con aire. Las zonas 20, 21 y 22 indican la presencia de polvo combustible mezclado con aire.

Además de la zona, se debe conocer el tipo de gas o polvo a ventilar. Para el caso del gas, bastará con conocer de qué gas se trata, mientras que para el polvo, se requiere saber si se trata de polvo conductivo o no conductivo.

Los ventiladores para las zonas 1 (2G) y 2 (3G) están indicados para gases del grupo IIB o bien para atmósferas explosivas con presencia de hidrógeno (IIB + H2) y con un tipo de temperatura T3*. Los ventiladores para las zonas 21 (2D) y 22 (3D) alcanzar una temperatura máxima superficial de 195°C*.

Es necesario precisar dónde se encuentra la atmósfera potencialmente explosiva para poder definir con exactitud las medidas a adoptar. Si la atmósfera potencialmente explosiva se encuentra presente incluso en el exterior del ventilador, hay que adoptar precauciones adicionales, como podrían ser juntas de estanqueidad a nivel de eje.

Otros factores a tener en cuenta para trabajar con ventiladores en ambientes ATEX

Para el fabricante, también será útil saber si el ventilador está controlado por un variador de frecuencia, además del tipo de servicio eléctrico, es decir, si funcionará siempre en continuo o bien si existirán variaciones periódicas de la velocidad, y finalmente, el número de puestas en marcha por hora del motor.

Como últimos datos a tener en cuenta por el fabricante, se debe proporcionar la temperatura máxima del fluido aspirado por el ventilador, la temperatura máxima del ambiente donde se instalará el ventilador y la temperatura máxima superficial admisible en las zonas clasificadas como potencialmente explosivas, tanto interior como exterior.
La máxima temperatura superficial es la parte más caliente del equipo que puede entrar en contacto con la atmósfera explosiva, o bien la temperatura máxima del fluido transportado que puede actuar como una fuente de ignición, según la normativa UNI EN 13463-1.

Con toda esta información, el fabricante del ventilador será capaz de seleccionar el ventilador más adecuado para la aplicación ATEX en cuestión, sin poner en riesgo la seguridad y la salud de los trabajadores que se encuentran en la zona potencialmente explosiva.

*Parámetros a consultar con el fabricante, es posible que se puedan construir ventiladores con unas temperaturas superficiales máximas superiores o inferiores a las indicadas.

New Call-to-action

Haz un comentario