Clasificación y aplicación de ventiladores industriales

Clasificación y aplicación de ventiladores industriales

El ventilador es una máquina rotativa capaz de mover una determinada masa de aire a la que comunicar una cierta presión que pone un gas en movimiento. También se define como una turbo-máquina que transmite energía para generar la presión necesaria con la que mantener un flujo continuo de aire.

Los ventiladores industriales son aquellos que se emplean en los procesos industriales para mover gases y pueden resistir condiciones operativas severas, como altas presiones y temperaturas. Pueden incorporar partículas hasta un cierto tamaño o incluso gases corrosivos o explosivos.

New Call-to-action

ventiladores industriales

Tipos de ventiladores

No existe una clasificación única de los ventiladores. En este artículo vamos a desarrollar el criterio de la trayectoria del aire, atendiendo a las dos tipologías más extendidas: los ventiladores axiales y los centrífugos.

  • Ventiladores Centrífugos: En este tipo de ventiladores el flujo de aire cambia su dirección, en un ángulo de 90°, entre la entrada y salida. Se suelen sub-clasificar, según la forma de las palas o álabes del rotor.
  • Ventiladores de álabes curvados hacia adelante. Adecuado generalmente para aplicaciones en las que se requiere un caudal relativamente bajo y una elevada presión. Se caracterizan por tener un gran número de álabes estrechos inclinados hacia adelante, según el sentido de giro y con poca separación entre ellos. La potencia absorbida aumenta rápidamente con el caudal. Es importante verificar que el ventilador no consume más de lo indicado en la placa de características, de lo contrario podríamos dañar el ventilador. Estos tipos de ventilador se pueden encontrar en diferentes circunstancias, como por ejemplo, “dentro de una caja de ventilación” en la que el aire debe ser filtrado (aire limpio).
  • Ventiladores centrífugos radiales álabes rectos: Es el diseño más sencillo y se utiliza básicamente para el transporte de materiales. Es resistente mecánicamente y muy robusto.
  • Ventiladores centrífugos de álabes curvados hacia atrás: Se caracterizan por tener álabes grandes, inclinados hacia atrás. No tienen riesgo de sobrecarga del motor según el punto de funcionamiento, como sí ocurre en los curvados hacia adelante. Las aplicaciones habituales son extracción de campanas de cocina (aire no tan limpio como los de álabes hacia adelante) incluso que podrían contener polvo.   
  • Ventiladores Axiales : Son aquellos en los que el flujo de aire sigue la dirección del eje del ventilador. Se suelen llamar helicoidales porque el flujo a la salida tiene una trayectoria con forma helicoidal. En general son adecuados para mover grandes caudales a bajas presiones. Se pueden llegar a clasificar según su envolvente
  • Ventiladores helicoidales: Son ventiladores adecuados para mover grandes caudales de aire con bajas presiones.  Se aplican en aportación y extracción de aire en naves industriales. La instalación habitual de estos ventiladores suele ser en pared, encastados o en vidrio. Es por ello que son normalmente llamados ventiladores murales. Sin embargo, la aplicación más habitual es como extractor de baño, si bien consiguen mover un relativo alto caudal a baja presión.
  • Ventiladores tubulares: Disponen de una hélice de álabes generalmente orientables.  Pueden mover aire venciendo resistencias moderadas. Por su construcción es apto para intercalar en conductos. Se puede utilizar como extractor de parkings (certificado F400) o bien como ventilador de extra aportación para diferentes aplicaciones. También se utiliza en algunos sistemas industriales como cabinas de pintura y extracciones localizadas de humos.

New Call-to-action

Haz un comentario